El bambú es una fibra natural, que necesita mucho menos agua que el algodón para su crecimiento y su textura es mucho mas suave, similar a la de la seda.

 

¿Por qué es ecológico el bambú?

Regenera de oxigeno:

Obviamente, como cualquier planta, nos aporta aire limpio para respirar y consume el CO2. Además, debido a que los bosques de bambú son muy densos, retorna a la atmósfera un 30% mas de oxígeno que otras plantas. 

Revitaliza el sustrato: 

Gracias a su rápido crecimiento y estructura de raíces, el bambú puede, en muy poco tiempo, recuperar la tierra destrozada por recolección.

Crece con poca agua:

Requiere menos agua para crecer. Es decir, comparado con otras plantas y árboles usados para la producción de fibras, las plantaciones de bambú requieren muy poco mantenimiento y pueden sobrevivir en condiciones de sequía o inundación.

Cutivado sin pesticidas:

El bambú tiene sus propios componentes naturales antibacterianos, que hacen a la planta muy fuerte. Por ello, para crecer y regenerarse no necesitan compuestos químicos ni pesticidas.

Su cosecha es sostenible:

Debido a su rápido crecimiento es altamente renovable. Además, puede ser cosechado selectivamente cada año, y es capaz de regenerarse completamente sin necesidad de replantarlo.

100% biodegradable:

Es 100% biodegradable. A diferencia de las fibras sintéticas, las cuales incorporan aditivos del petróleo, la ropa de bambú es segura para reciclar, ya sea por enterramiento como por incineración.

Purifica el agua:

Es una barrera natural de control del agua. Por su gran sistema de raíces es altamente eficaz para la reducción de la erosión del suelo. También ayuda a mitigar la contaminación del agua dado su alto consumo de hidrógeno, siendo una solución al exceso de nutrientes de las aguas contaminadas.

Regenera la materia :

Es el más grande productor de biomasa, superado únicamente por las algas marinas.

 

¿Qué beneficios tiene para tí?

Es suave:

La ropa de bambú es más suave que el algodón y tiene un brillo natural como la seda o el cashmere. El tacto al cuerpo de la ropa interior es muy agradable y cómodo.

Ideal para pieles sensibles:

La materia orgánica del bambú es una fibra naturalmente suave con propiedades no irritantes a la piel, haciéndola ideal para gente alérgica, con piel sensible o dermatitis, por ejemplo. Es un material ideal para la ropa interior.

Su material es termoclimático:

La ropa interior de bambú te asegura calidez en invierno y frescura en verano. Las excelentes propiedades de esta tela la hacen ideal para los días mas cálidos del verano, ya que no se pega a la piel y es muy transpirable.

Absorbe la humedad:

La tela de fibra de bambú muestra varios microagujeros,que permiten que la ropa de este material tengan una absorción superior a otras telas. Por ello, este material absorve y evapora el sudor humano más rápidamente. La fibra de bambú es cuatro veces más absorvente que el algodón.

Favorece la transpiración corporal:

La porosidad de las fibras de bambú sirve para la transpiración. La ropa hecha con bambú no se pega a la piel durante el ejercicio físico o cuando hace calor.

Antibacteriana natural:

La tela de bambú contiene un agente natural antibacteriano (Bambú Kun), que previene que aparezcan bacterias en ella, lo que posibilita que se mantenga libre de olor.